lunes, septiembre 01, 2008

Vértigos, saltos y milagros



Soy hoy hombre de razón, aunque hay quien dice que más que de razón soy cabezón por querer tenerla siempre (la razón, la cabeza ya la traía de serie… y la razón, ahora que no me lee nadie, también, shhhhhh). Hoy, sin embargo, hablaré de milagros. Algo ocurrido y que la razón no consigue explicar por completo, así que hago acto de fe y me lo creo porque así es.

De mis anteriores publicaciones (Muevete y Tengo un rabo pequeño) os acordareis que hablé de un cursillo que realice de danza-teatro, sino os acordáis u os da pereza releer, tened fe en mis palabras: lo hice. También comenté sobre experiencias y consecuencias de ese cursillo, unas más positivas que otras. Bien, pues ahora transcurrido un tiempo he de sumarle, además, un milagro, y este cae del lado de las cosas buenas, de las muy buenas.

Desde hacía unos cuatro o cinco meses antes del curso andaba yo entre malito y bien “jodio”. Sufría vértigos al hacer movimientos bruscos, al meterme en la cama e incluso, en esta, al cambiar de lado para dormir. El vértigo es una sensación sobretodo muy desorientadora, todo da vueltas mientras te invade la angustia y la impotencia. Dura de unos pocos segundos a un casi un minuto. Lo mejor que se puede hacer es quedarse quieto, intentar serenarse y esperar. Cuando te acostumbras es sencillo, lo dejas pasar y luego continúas con tu vida tranquilamente.

Pasé por el médico varías veces con diferentes diagnósticos y remedios.
      Tensión baja --> unas semanitas tomando alimentos que la subiesen
      Problemas en el oído --> pastillas para el oído (ya que ahí tenemos el órgano del equilibrio) y una especie de antidepresivos/vigorizantes con ginseng que tomé con mucho recelo durante un mes
      Falta de vitaminas --> Complementos vitamínicos (que ya tomaba) y aumentar vitamina C en las comidas

El resultado fue siempre “prueba no superada” y encima sin novia, amiga o apaño con quien experimentar las propiedades del ginseng. Nada palió mis vértigos. Lo peor era cuando iba al gimnasio, tras hacer abdominales cuando me incorporaba vivía las 80 vueltas al mundo en 60 segundos.

Estando pendiente de una visita más al médico (creo que ya sólo quedaba que me dijese algún problema de cervicales o columna, que es lo que yo me temía) comencé el cursillo. El primer día, algunos de los ejercicios o movimientos, dóblate así, retuércete asá, los acaba con una leve estela de vértigo, lo cual implicaba que guardase una cierta moderación en la brusquedad de mis desplazamientos y contorsiones y que hiciese algo más de teatro de lo que exigía el curso para disimular. El segundo no me sentí tan inseguro, ese día comenzamos con unos fuertes estiramientos y ejercicios de calentamiento que aun no sé como no me hice un nudo con alguno de mis miembros.
El tercero y último, más calentamiento y estiramientos previos. Sin problemas y creo que entonces fue. Al tercer día se obró el milagro. Desde entonces no he vuelto a tener esos incordiantes mareos.

Ha pasado un mes y continúo bien (ah, y mi rabito reparado totalmente). Por lógica supongo que alguno de los ejercicios que hice el último día puso en su lugar lo que provocaba los vértigos. Como si hubiera hecho una reordenación Feng-Shui anatómica sin saberlo. Pero como dije al principio, no me alcanza la razón para entenderlo del todo. En resumen, un milagrito que me ha ido de p… muy buenamente “pal body”.



=====================================


Hi, people. Time ago I was my head disturbed I don’t have the necessary equilibrium in my life. Sometimes I suffered some dizziness and I was remaining stunned. But one MIRACLE happened. I link a YouTube video (translated to Spanish) to celebrate it.



Yes, I done a dance-teather course and my mind and body fixed up. Now, I am ready again. Now, only I decide when I want to get lost in vertigo... and with who I want it... or with who allows it to me.


11 comentarios:

Breuil dijo...

Qué alivio lo de tu recuperación... si no... no quiero ni imaginar lo que hubiera pasado en la visita a la Cueva de la Chinchilla en Jimena.
Saludos.
Se te echa de menos, sobre todo... Chencho. Necesita más autoridad y yo soy una blanda.
Otra cosa: ver pelis sin ti no es lo mismo. ¿Quién me va a llevar la contraria ahora?
Vuelve pronto, que nos quedó pendiente el embadurnamiento en barro. :P

Merce dijo...

Yo llevo una temporada muy jodía también de la espalda, y sí los estiramientos ayudan mucho...pero no los dejes...

Landahlauts dijo...

Pues voy a tener que probar yo algo así... a ver que tal.

Me alegro de que te fueran bien. Un saludo y me alegro de volver a leerte.

Manu... dijo...

Alegría me da de leerte, yo tiro por el tema de los médicos, que son esos señores que certifican tu muerte cuando llega el momento, para todo lo demás remedios de la abuela.

Caulfield dijo...

Pues suena a algo de cervicales, sip... En cualquier caso, me alegro de que se te haya quitado porque debe ser un coñazo total. Venga, a bailar el twist mucho a partir de ahora jaja :D

Uno dijo...

Breuil
Seguramente la cabeza me hubiese volado en muchos sentidos :-)
Ays, yo también tengo nostalgia de esos días. Los mejores en mucho tiempo. Lo de los barros fétidos... ya veremos, ya veremos.

Merce
Para la espalda siempre he oido que lo mejor es la piscina. Llevo un mes sin hacer ná de ná de deporte parecido y aguanto. Ahora en septiembre vendrá la prueba de fuego: el gimnasio.

Landahlauts
Gracias. Yo lo recominedo encarecidamente. Quizá lo mio fue suele suerte pero es un alivio tremendo.

Manu
Gracias. Los de los médico es otras historia que no he querido extender. El mio lleva 6 de baja y cada vez me toca una diferente que pasan mucho por no ser de sus "enfermos" habituales. Cuando he solicitado hora (para el médico de cabecera) me dan cita para dentro de 45 días. Una vergüenza. Espero tener que tardar en ir a verlos.

Caulfield
Gracias. Los vértigos eran realmente una lata no sólo por la molestia física sino porque te come la moral mucho. No sé si bailaré mucho el twist pero si te aseguro que más saltitos voy a dar :-)

bornne dijo...

Di que sí, que bailar es muy sano.

Y qué bien te ha sentado el verano :)

¡Saludos! (Por cierto, me ha gustado mucho el vídeo, Queen es uno de mis grupos preferidos)

Uno dijo...

Bornne
Sí, bailar es muy sano, aunque cuando yo lo hago no quede muy estético :-)

Ciertamente, el verano me esta sentando de maravilla... hasta estoy más morenito.

Me alegra que te guste el video. Comparto en ese aspecto tus preferencias.

Saludos

Daniela Haydée dijo...

Los milagros no existe, son la justificación de aquello que no entendemos y a lo que no encontramos una lógica.

Tus vértigos ausentes científicametne tienen su explicación y es que todo lo que los médicos te dijeron (a cual más ocurrente) ha mejorado sustancialmente tanto, que los síntomas han desaparecido...

Estírate todo lo que quieras un ratito para mitigar esos movimientos del suelo y ese alrededor zumbon y el vértigo no volverá.

Saludos desde tu tierra.

Luna Azul dijo...

Uno buenas tardes y bienhallado, una que ya está de vuelta por estos mundos (bueno en realidad trabajando desde el día 1) y tal y como me pedías vengo de luna llena y sigo siendo azul.
Y mira que sorpresa que me encuentro con un remedio para los vértigos jo y yo que te decía que eso de la danza no era para mi, a ver si voy a tener que probarlo. Hace ya algunos años me dio un ataque de vértigo que me dejó tumbada en la cama durante 3 días sin poderme mover absolutamente para nada, desde entonces me ha quedado un ligero mareo cada vez que realizo movimientos bruscos y mira tú por donde que igual esto de la danza-teatro es la solución.
Un besote uno y nos vemos

Uno dijo...

Daniela haydée
Llamalo milagro llamalo energía, tanto da. Para mi supone un cambio abismal en calidad de vida y era algo totalmente inesperado. Anda que no estoy contento yo que me tocase esa lotería.

Saludos desde la tuya :-)

Luna azul
Si tienes vértigos y son por cervicales seguramente un masajista o un quiroprático te hará mucho bien. En mi caso, supongo que sonó la flauta por casualidad y emitió una bella nota.

Besotes