domingo, julio 25, 2010

Magia negra



La magia vive entre nosotros. Nos rodea y juega con nuestro destino. Quien sepa controlarla, o tenga buenos contactos con gente poseedora de ese don, obtendrá beneficios sobre los demás y puede que hasta llegue a ser feliz.

Desde hace unos 16 meses trabajo de forma constante en un nuevo cliente. Ello me obliga a usar el Metro de Barcelona cada mañana y disfrutar de la compañía de mucha gente,(ya sea haciéndome notar una mochila o bolso en los riñones, clavándome un codo en el estomago o, incluso en ocasiones, sujetándome alguna de las nalgas). Algún día tengo que escribir algo propiamente sobre las intensas aventuras del Metro en hora punta (porque uno es forma, que si no lo hubiese escrito sin la "n").

Al llegar a mi parada destino y salir por la boca del Metro hacia la calle, suelo encontrar, con una frecuencia aproximada de una vez al mes, a silenciosos hombres de color (lo que de forma políticamente incorrecta se dice negros) o a algún anciano de piel con tonos más locales, repartiendo unas octavillas. La temática y el estilo de estas suele ser muy similar. Todas ellas me gusta guardarlas, junto con otros compañeros hacemos colección de ellas. Quien sabe que día nos pueden hacer falta y mejor si tenemos donde elegir sobradamente.

Estos pequeños papelitos anuncian la solución a todos mis males e incluso prometen darme todo lo que yo desee, lo quiera o no. Lo único que debo hacer es llamar al teléfono que en ellos aparece y concertar un cita.

Existen gran número de gentiles profesores/videntes/curanderos/mediums/etc... dispuestos a ayudarme, a mí y a quien lo necesite. Lo pueden todo porque dominan las magias africanas ancestrales. Al igual Messi o Cristiano Ronaldo son unos hachas con el balón, estos sabios señores lo son con los poderes ocultos.

Por si os interesan o para que al menos tengáis una noción de su existencia os dejo una muestra de sus folletos.


No sólo dominan lo suyo sino que además saben de marketing, se adaptan a las necesidades del mercado. Si hace falta, se varía el repertorio de oferta e incluso se ponen nombres más atractivos a la posible clientela. Véase el ejemplo de Seku / Suare. El amigo Batoul tiene delito el "jodio" no suelta prenda de su "asombroso secreto" que lo soluciona todo. Sobre Tadu, casi no digo nada, eso de "Sólo en 24 horas verás algo sorprendente", me su suena a película porno de bajo presupuesto.



Aquí uno de mis preferidos, el profesor Karamba. Es que lo leo y se me reproduce en mente la pegajosa canción de Azucar Moreno "Sólo se vive una vez". Con Karimu, me pasa parecido, pero en este caso me he de remontar al cantante José Feliciano con su "cariñu, no me trates como a un niñu". Darami, que creo que sería más correcto que se llamase "Dar a mí", pues pide hasta los sellos para contestar por correo.



Bani / Banin es otro ejemplo de evolución en la forma de venderse. Se tunea el nombre y cambia el contenido y formato. Sabo nos pinta un corazón dibujado para ilustrar el amor y un corazón real para la salud. Falta el dinero, ¿dónde estará? Será que de eso no da mucho, más bien lo limpia bien limpio ("sabo" es una palabra catalana que en castellano significa "jabón", significativo). Mamadou, aquí el nombre falla un poco, menos mal que asegura su autenticidad, si no también pensaría que tiene que ver con el mudo de los filmes de sexo. Tiene su qué que sea en único que antepone al teléfono un "llámame"... o quizá lo correcto sería un "ya mamé".

Vale, me he pasado. He hecho cachondeo con los nombres y eso no está bien, es una falta de respeto, más que a ellos, a la cultura de la que provienen y donde esos nombres son comunes. Sirva de excusa que mi intención es ridiculizar a estos individuos que creo que son más falsos que un euro de madera.

Hace tiempo, mucho, antes de comenzar a coleccionar estos papelitos, pensaba que esto de los videntes africanos era una mafia, demasiadas similitudes para ser casual. Por intenet se pueden leer multitud de casos de como se aprovechan de la inocencia, codicia o desesperación de la gente y los estafan.

Yo soy escéptico por naturaleza, en ocasiones no creo ni en mí, así que el crédito que otorgo a este popurrí de maestros / profesores / videntes / meduims / curanderos / etc... es entre nula y ninguna. Aun así, cuando las cosas se ponen adversas puede surgir el pensamiento de "¿y si fuese verdad?".

No suelen haber caminos fáciles y lo mejor en lo que puede creer es en uno mismo.

Si alguien necesita realmente creer en este tipo de supercherías o un cambio "mágico" en su vida, lo más sano es pensar en cómo variar la propia existencia para acercarse lo máximo posible a eso que llaman felicidad. Olvidarse de milagros utópicos y afrontar la realidad con decisión. Si tu vida no te gusta... cámbiala.


=====


Hello people.
Hi girls !

I have a secret. I have a special power.
Yes. Girl, I can solve all your problems. All. It's true.

If you need love. I give you a lot of love and sex. Good love and good sex. The better love and the better sex.

If you need money I will make to feel the most richest woman in the world because you will have me.

If you need health I will make to feel fine, very fine, fill of pleasure all inside you.

And the best all that is free.
I am waiting you, don't delay.

Kisses.

8 comentarios:

Fiebre dijo...

Amén Jesús.
No sé que comentarte porque esto lo mismo lo hubiese escrito yo.
Solo que con mucha peor literatura y aún más mala leche.

Y (eso ya entra dentro de mi ámbito) los obligan a cometer delitos bajo el "Karamba que si no lo haces tu familia se muere toa".

Ya sabes de qué va toda esta m...

Daniela Haydée dijo...

Estos anuncios van dirigidos a personas que no han podido formarse para tener suficientes elementos de juicio y distinguir lo real de los irreal (timo) y personas desesperadas en situaciones límite que necesitar que su vida sea mejor y no les importa invertir en que empeore, que es lo que ocurre en la mayoría de las veces.

Estos señores salvadores de circunstancias, han llegado hasta la tele. Hay canales "temáticos" en los que personajes ataviados con túnicas y turbantes solucionan tu vida en directo con una llamada.

Saludos desde tu tierra.

Luna Azul dijo...

Ufff no creo para nada en estos rollos. Se aprovechan de la desesperación de la gente.
Un abrazo y hasta pronto

disancor dijo...

Los curanderos y toda esa gente son una pandilla de espabilados que curan enfermedades que no existen, y torean hasta al más inteligente. Y es que los seres humanos somos tan supersticiosos!
Un saludo.

Uno dijo...

Fiebre
¿Cómo? ¿Tú sin palabras? Me cuesta imaginarte que no digas nada :-P

Supongo que tras muchos de estos habrá un caradura con la suerte de haber tenido estudios y tras otros una tragedia humana.

Daniela Haydée
Cierto que con una cultura ser sus victimas, pero es la fatal de cultura quienes te lleva a ellos sino la desesperación.

Saludos desde tu pueblo

Luna Azul
Exactamente, se aprovechan de la gente en aprietos que va con el razocinío negado y ven en ellos su última esperanza por pura necesidad emocional.

Saludos

Disancor
Lo seres humanos básicamente somos incompletos :-)

Saludos

Daniel Rioja dijo...

Hola Uno!

Lo primero felicitarte por tu estilo, has ganado un seguidor más.

Respecto al tema, no creo en este tipo de supersticiones, aunque tenga la manía de evitar pasar por debajo de los andamios.

Pienso que si se cree que las cosas te van a salir mal, lo harán; lo achaques a un mal de ojo o sabe Dios a qué.

Un saludo.

Landahlauts dijo...

Es triste caer en algo así. Más que nada por eso, porque aprovechan la debilidad de la gente por una enfermedad (por ejemplo) y cosas así. No tendría más importancia si contasen cosas estúpidas y sin sentido como los horóscopos ("hoy puede ser un dia especial si sabes aprovecharlo..."). Pero no siempre es así.

Saludos!!!

Uno dijo...

Daniel Rojas
Gracias, aunque hace meses que no ando yo contento con mi estilo, uno ya no es lo que era.

La suerte (la buena) dicen que se obtiene con preparación, también creo, como tú dices, con un pensamiento positivo.
Fabriquemos nuestra propia buena suerte :-)

Saludos

Landahlauts
Lo más triste de todo este mundo de supercheria, supersticiones y creencias ilógicas es que la gente, a veces muy tocada, deposita toda su confianza y bienes, en estos embaucadores que les dejan mucho peor que estaban.

Saludos