lunes, agosto 10, 2009

Show must... be told



Con cierto retardo provocado por, mis últimamente fieles compañeras, la falta de tiempo y la pereza, os voy a contar el “¿cómo fue?” de la obra de teatro “Los figurantes/ Els figurants”, con la cual os he ido dando la latas en varias entradas de este blog.

Vamos allá.

Una semana antes, se hacía presente ese hormigueo que delataba que la fecha estaba próxima, y si bien no fruto aun de los nervios, si de la expectación.

Quedaban por montar todavía algunas piezas del escenario y, sobre todo, texto por memorizar correctamente.

El guión me estuvo acompañando a todas partes durante esos días. Momento del que disponía, momento en el que repasaba.

El lunes debíamos obrar el milagro de convertir una carretilla de paquetería y unos cartones en una lustrosa mini-góndola. Entre nervios, inventos e improvisaciones a lo McGiver fue posible. Quedó una mini-góndola muy mona, aunque un poco más grande de lo esperado y adecuado. La de “por culo”, perdón por la expresión tan realista, que nos daría la dichosa gondolita para manipularla y hacerla entrar por las puertas. Eso sí, mona era que te cagas. Nada, que estoy con la vena escatológica hoy.

El jueves, para darle emoción, mientras caminaba por la calle re-estudiando el guión, quiso mi tobillo tener un papel estelar sufriendo una torcedura. Por suerte, leve, en principio. Dado que mi personaje era algo dinámico y le tocaba dar algún que otro brinco, era una complicación añadida. Un hándicap de mierda…, Joer, como estoy.

Viernes, último día de taller de teatro. Preparación del escenario, postreros retoques a los elementos del decorado y la góndola, y ensayos… ligeramente desalentadores. Había tensión y la concentración jugaba al escondite con nosotros. Mi tobillo se entretenía dando incomodas punzaditas de vez en cuando. ¡Qué tocahuevos el jodio! Ays, que no lo puedo evitar.

Sábado, 20. Sabado, 20. Sabado, 20 de Junio de 2009. Gran día. Estreno singular de la obra y colosal final de temporada. Todo, todo, en menos de cinco horas.

Yo como mañana tras levantarme me lavo la cara, en ese estricto orden. Me miro en el espejo y … ¡coño! Un mosquito decidió tunearme un ojo durante la noche. Una hinchazón en el parpado inferior izquierdo se muestra más exhibicionista que Ana Obregón posando biquini. Mi aspecto asemejaba al de un boxeador nada habilidoso. La madre que pario al maldito mosquito cojonero, así reventase dejando en el aire una lluvia carmesí.

Ya en el teatro, a las 10:00 de la mañanita. Hacemos el ensayo genera y repasamos algunas partes de la obra, en concreto, las más complicadas: zarzuela, acción contemporánea, diálogos cruzados,… No sale mal, pero se nota que los nervios están besando la piel. Se nos ha volado la mañana en nada. Son las 14:00 y hay que comer.

Durante la comida las chicas, en amplia mayoría, se enfrascan en una conversación sobre sexo y artes en él. Aquello parecía un taller de sexualidad oral, hablado quiero decir. Los hombretones decidimos guardar un discreto silencio medio-sonrojados. Total, ¿pa que decir ná?, ¿pa cagarla? :-)

La 16:00 otra vez en el teatro. Se hacen las pruebas de luces y sonido (así, en singular, porque lo único que sonará es “Luisa Fernanda” durante 4 minutos), ya que es la primera vez que contamos con el técnico. Últimos retoques a todo. Nervios, prisas, carreras. Gente repasando los guiones, preparando la ropa, colocando los útiles para que todo esté a punto y en lugar adecuado. Joder, me estoy volviendo a poner nervioso de nuevo con sólo recordarlo.

17:50. Ya se oye a la bestia negra, ya está entrando. Su boca múltiple murmulla. Se aposenta, se pone cómoda. Está ahí. Esperándonos. ¡¡¡El público ya está dentro!!!

Tras el telón y en los pasillos a los camerinos, silenció, emoción contenida y ¡¡¡NERVIOS!!! La espera está a punto de concluir.

Hago inventario personal. Tobillo, mucho mejor, podré saltar con cuidado. El ojo más desinflado, me han dicho mis compañeros que no se nota demasiado. Ufff, menos mal. La ropa para cambiarme en su sitio. Guión a mano. Botella de agua, lista. La peluca, la peluca,… ¿dónde coño está la peluca? Ah, sí, ya sé. Bien, menos mal, encontrada. Ya estoy preparado.
Faltan 5 minutos. Todos a sus puestos.

Alguno de los personajes “nacen” de entre el público. En mi caso, debo estar escondido tras una columna, al lado del escenario, hasta que llegue el momento de mi entrada. Aprovechamos cuando nuestra directora, Anna Ponces, hace la presentación de la obra para entrar en la sala cobijados bajo la ausencia de luz. Todo el público mira al escenario ignorante de nuestra incursión.

Acaba el prólogo de Anna. Yo ya estoy sentadito en mi silla en la fila 0, oculto a la vista de todos, con mi guión y mi agua. Anda, ya llevo varios párrafos sin decir tacos ni vulgaridades. ¡Yupi!

Se abre el telón.

La obra comienza bien, la gente se ríe a menudo. Yo sigo agazapado en mi escondrijo. El guión, lo he desestimado, de hecho me lo sé todo, pero no es lo mismo decirlo en el escenario que en cualquier otro sitio de memoria. El agua, la bebo a pequeños sobros de vez en cuando. Estoy tranquilo. Viendo lo increíblemente fantástico que lo están haciendo mis compañeros. Pero parece que mis piernas tienen vida propia, comienzan a temblar. Maldito subconsciente.

Transcurre la función. Está gustando. No creo que la entiendan, pero parece que gusta. Cierto es que los espectadores son básicamente amigos y familiares, público amigo, pero bueno eso ánima igual y da mucha moral.

Mi momento se acerca. Las piernas han cesado su improvisada danza. Me coloco. Espero la frase que da pie a mi aparición y… ¡ya! Nada importa ahora, no existo, soy un roquero algo macarra.

Continua la obra. Cometemos algún que otro error. Alguna improvisación. Unos despistes. Ostias, que nos hemos saltado dos páginas del texto. Da igual, los espectadores no lo han notado. Seguimos, seguimos.

Se cierra el telón. Aplausos, vítores. El público contento, nosotros felices. Satisfechos, a pesar de todo. Eufóricos. Emocionados. Sudados. Cansados. Una horita más y a por la segunda representación. ¡Ufff! Ahora sé lo que sentía Dinio cuando Marujita Díaz le decía, “venga otro, amor”.

Durante el intermedio hay que retornar las cosas a sus lugares originales. Restaurar el escenario, volver a poner nuestras ropas y útiles a punto.

Hay un momento en la obra en que todos nos desvestimos en parte. Unas compañeras me indican que mientras otros se quedan en calzoncillos, yo conservo los pantalones puestos, y que todos hemos de ir igual. Ays. Menos mal que los llevo unos bóxer limpios y muy cucos. Todo sea por contribuir al arte.

Segunda función. Todos más tranquilitos. La representación sale más fiel al texto, pero va algo lenta, escasilla de ritmo. A mí, personalmente, me gusta más.

Llegamos a la “acción contemporánea”. Toca despojarse de ropa. Los personajes se trasforman. Me quito, la peluca, los zapatos, el cinturón… y ya puestos, pantalones fuera. Hale, a seguir lo que resta en paños menores. Pero, grrr, … me han timado, dos de los chicos conservan los pantalones.

Bueno, al menos tengo el consuelo de que hace mucho, mucho, mucho tiempo fui finalista de un concurso de “mister piernas” en una discoteca cutre… y no llegue a más porque no acudí a la final, que si no, quien sabe. Pero esa es una historia que quizá sea contada en otra ocasión.

Acaba la última representación. También ha gustado.

No hay tiempo para alegrías. Hay que recoger rápido, a las 23:00 cierran el teatro. Corre, corre, corre. Sin darnos cuenta, la intensa jornada teatral y el taller “Fem compañía…” ha llegado a su fin. El próximo año más.


Terminado el relato de esos días desde mi particular óptica. Queda una lista de cosas a comentar.

Gracias a mis compañeros de reparto y a la directora por su acogida y buen rollo en todo momento. Me incorporé tarde, en el tercer trimestre, pero en seguida fui uno más.

Sigo con ellos, felicidades a todos ellos por su labor, su dedicación y lo bien que lo hicieron todos.

Gracias a mis amigos y compañeros de trabajo por asistir a la función. Por suerte, acudieron a la primera, que fue la sesión más casta, y no podrán contar como son realmente mis piernas :-)

Gracias a los que no pudieron venir y me dieron su apoyo, me desearon suerte o “rómpete una pierna” con curiosa precognición.

Me he quedado por contar que tras cada representación salíamos unos instantes a los pasillos y saludábamos a nuestros allegados, que nos soportaron estoicamente durante las 2 horitas que duraba la función.

Fue muy especial para mí conocer visualmente y en persona a gente con la que sólo había tenido contacto a través de este blog y los suyos respectivos. A ellas, a ellas me dirijo de una de una en una.

Luna Azul, fue quien vino desde más lejos, gracias a que sus vacaciones coincidieron en lugar y tiempo con la representación de la obra. Realmente, fue un placer descubrir quien había detrás de tus siempre sensatas letras. Muchísimas gracias por tu presencia y por citar la obra en tu blog "
Miradas de la luna azul".

Lemoinestar, la conocí a través de Luna Azul, vinieron en cuarteto con dos amigas más. Me da vergüenza reconocer que sigo tu blog menos de los que debería, pero no es por falta de ganas sino de tiempo. Gracias por estar asistir. Tu blog “
Díalogos conmigo misma” es una perlita en el Mediterraneo.

Eva, otra grande, persona que desprende buen rollo y alegría por donde se mueve. Gracias, por venir, al final, nos vimos los caretos, y gracias por la promoción que hiciste de la obra con aquella entrada. Tienes el blog “
Cosas que contar”más divertido y desenfadado de cuantos conozco.

Judith y Kassia, a ellas no las vi. Esa noche al llegar a casa encontré un email anunciado que se pasarían por la obra. Aunque leído a destiempo, me hizo una gran ilusión saberlo. Previamente, ya las medio conocía. Gracias por estar allí. Vuestro blog, “
Tears of the Dragon” (o sea, “Las tias del Dragón” :P), da gusto leerlo, escribís como queréis “jodias”, os leo y siento admiración y envida sana.

Por último y para no hacerme pesado en exceso. Quien quiera visualizar la obra tiene la posibilidad de obtenerla de internet. La primera función fue grabada. El resultado lo podéis conseguir
AQUÍ. Los pasos para la descarga son un poco complicados de realizar, pero creo que está bien explicado en esa misma página y siguiéndolos no deberíais tener problema. Al menos una persona lo ha conseguido con éxito.

Y para finalizar, ahora sí, gracias todos.



=======================



Hello people!

Hi girls!!!

Now when you are watching the stars on the sky, look, look carefully, perhaps you can see me there.

Yes!!!, I am great theater star. After of my glorious triumph, I am only waiting to get a lot of awards.

Girl, if you want to be very famous and beloved by everybody, if you want to become in the better actress of around the world… then I can touch you, sorry, I wanted to say, I can teach you all, all, all.

Yes, you can believe it. But first I need to meet you, all you. It is very important previous (not pervious) step. Don’t worry. You can undress in front of me, I am gotten used to see a lot of naked women… because I am Computer Engineer too.

Don’t wait more. Don’t waste your time in other trivial things. Come with me and open yourself to your new world.

Deep kisses


11 comentarios:

Luna Azul dijo...

Bueno parece que soy la primera, que me has emocionado jodío. Oño menuda descripción.
Me ha encantado tu entrada y siiiií yo soy de las de la 2ª representación ¡Qué suerte tuve! Doy fe que tus cachas están pero que muy bien jajajaja.
Ah y el texto en inglés también muy bien.
Un abrazo Uno y hasta septiembre.

Al golpito dijo...

Muchísimas felicidades Uno ... me alegra enormemente que disfrutaras el momento.

Fiebre dijo...

Ofú..¡qué envidia!

Cuando leo una entrada de éstas me ´regüelvo´.
Creo que es lo que me gustaría hacer a mí si valiera para ello. Pero estoy muy encorsetada, me temo.

En cuanto a lo de conocer en persona a los blogueros, yo que llevo unos cuantos por España desde que abrí mi casa, puedo atestiguar que es la experiencia más gratificante que he vivido en mucho, pero mucho tiempo.

Un beso futuro Lawrence Olivier.

eva dijo...

Uno,
Antes de nada decirte que no pude admirar "tus cachas" al completo por respeto a mi pareja, además que es pecado ;-P
Tengo que decir que me gustó conocerte en persona, pero tampoco te quería acaparar pa mi sola ^^.
Lo más importante es que me he guardado de recuerdo la entrada de tu obra de teatro, que creo que ha sido un acto muy especial.
¡Y gracias por mencionarme!
Un besote.

P.D: Espero que tus dos amigas se porten bien y dejen que actualizes más.

carlosideal dijo...

Vengo redireccionado del desvan de Dani y me encuentro con esto. Pues felicidades por la obra (que iré bajando poco a poco) y por los años de vida que acumulas esta semana ;)

Un saludo :)

Pd: la traducción al inglés es muy original.

La Frufrú dijo...

Solo pasaba por aquí a felicitarte el cumple, pero he acabado leyéndote y eso que extenso me ha parecido el post cuando lo he visto. Todo lo que cuentas sobre la obra está muy bien, engancha hasta a los que no cansamos leyendo más de dos líneas.

Buen blog (la parte en inglés no tiene desperdicio)

Feliz cumpleaños, Maestro Grande (o como sea)

sofiasaavedra dijo...

Me sumo a las felicitaciones por el día de ayer (con retraso llego) y a los halagos por el blog.

Buena la alusión a Queen, genio entre los genios.

Un saludo.

Daniela Haydée dijo...

Después de conocer los entresijos de la obra (mira que has tardado en hacerlos público), sólo me queda verla. Me he bajado los links, pero no sé que hay que hacer para visualizarlos... Si, ya sé que haces una explicación detallada, pero ni los manuales ni las instrucciones me gustan y leerlos me aburren un poco.

Tendré que esperar a que traigas el cd con la grabación, que seguro se te olvida.

El año que viene, más (pero esta vez con la ropa puesta, Mister piernas) :)

Uno dijo...

Luna Azul
Creo que vuestro cuarteto fueron los únicos ojos testigos de mi arrojo a la hora de ir escaso de ropa.

El texto en inglés como siempre es una traduzción fiel :-)

Pásalo bien. Trás la vacaciones seguimos intercambiandonos letras.

Besos

Al golpito
Gracias. Realmente son momentos de emoción... y locura en ocasiones :-)

Fiebre
Yo creo que tu si valdrías para las tablas. Lo más complicado es memorizar el texto y decir las cosas en su momento... o bueno, que no se note mucho si fallas :-)

Yo creo que estaba más nervioso al conecer a los "compañeros de letras" que por la obra en sí. Pero aunque fue breve es una experiencia grande.

Besotes

eva
Si, mirar mis piernas es el pecado capital 2,5 :P
Yo también disfrute del mini encuento y la mención era obligada después de la promoción de la obra y sobre todo por acercarte a ver como lo haciamos.

Besotes

Posdata. Mis retrasos son más por trabajo que por amistades :-(

carlosidea
Bienvenido seas. Gracias por el comentario.

Saludos

La frufrú
Tú sobrenombre me recuerda al de una cantante :-)

Gracias, ciertamente es una entrada demasiado larga, espero que al menos no fuese indigesta en exceso.

Sofiasaavedra
Gracias. El titulo era un pequeño guiño.

Saludos

Daniela Haydeé
Descuida que llevaré el DVD y podrás verlo.

Sobre la vestimienta... yo sólo me ciño al guión :-)

Judith dijo...

Leo tarde la entrada del 10 de agosto: estas vacaciones... ¡demasiado movimiento!
Tanto Kassia como yo, doy fe de ello, estuvimos allí. Y no sólo eso sino que también vino un amigo. El problema fue que, como te conté, tuve que irme en el descanso para el cumpleaños del chico que perdió el ojo... ¡Ya os vale celebrar cosas el mismo día! De todas formas, lo que vi... ¡¡moló!!

Uno dijo...

Judith
Gracias.
Otra vez a ver si nos podemos de acuerdo y cambia él el día de su cumpleaños :P