sábado, junio 06, 2009

La vida sigue igual



Fue el viernes pasado. Coincidí en trayecto con una chica en tren y luego en Metro. Ya en el andén de la estación despertó mi interés. Era maja. Subimos al tren y mi atención se desvió primero para encontrar asiento y seguidamente a la lectura: Anna Karenina, muy recomendable. En el Metro, para mi sorpresa, me di cuenta que iba el mismo vagón, delante justo de mi, aunque me daba la espalda. Agarrada a una de las barras verticales de sujeción, iba concentrada leyendo un libro.

Tenía algo especial. No sé bien qué. Entre “sexy” y tierno. Su imagen me gustó, aunque sólo la podía ver desde atrás. Su cabello negro estaba recogido en una coleta dejando al descubierto un sensual cuello. El sueter negro de manga larga, que vestía, dejaba ver la clara piel de sus hombros que descendía en cascada sobre un escote que no pasaba por inadvertido (aunque este sólo desfiló brevemente ante mi vista en andén). Complementaban el conjunto unos vaqueros oscuros. Ni idea de cómo eran sus zapatos. Soy hombre, mi capacidad de observación es limitada y esto no es el "Hola".

Ya lo he dicho alguna vez, me gusta observar, con discreción, como quien contempla un cuadro. Examinar los detalles. Os aseguro que me interesaba más ese cuello y hombros que su culo. Soy poco de culos, la verdad. Me gusta admirar en silencio, contemplar sin ser advertido, sobre todo para no molestar o causar una situación violenta. Quizá, en un intento vano de analizar la belleza, lo que a mí me parece bello, y comprenderla.

Cuando el Metro se detuvo en mi estación, Sagrera, yo bajé y ella no. Mientras subía la escalera mecánica aun resonaba en mi mente el murmullo de su recuerdo. Había sido una experiencia grata, pero acabó. Feliz de haberla vivido, pero consciente de que no volvería. El vagón, y ella en su interior, continuó su marcha alejándose de mí en el tiempo y el espacio.

Sirva este largo preámbulo, sobre mi experiencia de “voyeur” estático, a modo de analogía, para contar que se derivó de la entrada sobre el “mensaje secreto”.

“Ella” me gustaba y se lo dije con palabras no pronunciadas. La leyó y supo que era su destinataria. No pude hacerlo de otra forma. La vía explicita era más violenta y no quería ponerla en la embarazosa situación de tener que decirme que no sentía lo mismo, si era así. Me parecía egoísta por mi parte.

Confieso que no conocer lo que pensaba afectó a mis horas de sueño. Estuve varios días con la gran indecisión de contárselo y, acabar con la terrible sensación del “no saber”, o, simplemente, pasar y seguir como hasta el momento. Decidí ser paciente y no turbarla haciéndola definirse sobre un tema que seguramente le era ajeno hasta el momento y que la iba a coger por sorpresa. Por otro lado, evitar un punto de inflexión en la amistad y dejar una salida de escape fácil.

Han pasado varios días antes de conocer su impresión y respuesta. Ha sido el silencio, tan revelador, el que envolvía un “no”. El cual acepto y respeto. No es mi certeza trivial. Son trazas que la experiencia ayuda a reconocer. Reminiscencias de otras historias con parecido transcurso y mismo final.

El tren marchó y yo me quedé fuera con mis sentimientos afecto estúpidamente ignorantes de su poca utilidad. Y ha de ser así. “Ella” ha de continuar su vida y yo aceptar seguir con la invariable monotonía de la mía.

Cuesta asimilarlo, cuesta replegar las vanas ilusiones, volver a un mundo gris y aséptico y adaptarse a la nueva sensación de vacío (por seguir un principio de práctica ecología emocional), pero con el tiempo se consigue. Y aunque el sentimiento no muere y siempre queda algo de ilusa esperanza para un hipotético futuro, todo eso se guarda bien hibernado en el desván de corazón… por si algún utópico día fuese necesario recuperarlo, pero que moleste lo menos posible en día a día cotidiano.

Sigo siendo el mismo “homeless” en la ciudad de los corazones femeninos, pero ahora sin sentirme atraído (prudencialmente) por lo que pueda haber detrás alguna puerta en particular.

Afortunadamente, no estoy demasiado “tocado”. Puede que mi musculo emocional se haya puesto cachas con el tiempo, ya que ahora las agujetas son más leves. Lo estoy llevando bien y sigo adelante.

Para acabar os pongo una cancioncita…





Perdonadme por la canción. Es insufrible, lo sé, pero es que siempre me ha gustado… y pega con el tema de la entrada. Le da un aire trágico… Teatral que está uno ante la proximidad del estreno :-)

Por cierto, para quien haya leído hasta aquí. ¡Vaya coñazo de entrada! ¿No? Eso sí, al menos, en esta ocasión, no he hablado del trabajo :-)



===============


Hello people.

Hi girls.

You come back to be lucky. My passionate love flies away. Now, my heart is free and it has a place for you.

But I can’t to wait. I decide to promote me. Yes, I register me in a lot of friendship webs to search pretty girls. I only want do things together: cinema, theater, sport, reading, cultural acts, dancing, perhaps some party…

Baby, you can find me in (my nick is MilkCup):

http://www.prickipal_gentlenmen.com (gentleman with style)
http://www.10inches_and_far_away.com (conversation, minimum distance to speak)
http://www.males_and_females_riding_savage.com (friends of horses)
http://www.fuckers_without_frontiers.com (third world aid)
http://www.love_becomes_expensive_sex_is_free.com (friends of philosophy)
http://www.fuckland.com (ehmm, friends of “focas”)
http://www.atthebackisbetter.com (alternative way of … introspection)
http://www.happy_clicktories.com (policy, tories faction)
http://www.happy_clicktwhigs.com (policy, whigs faction)
http://www.meeting_to_pa_dentro.com (meeting people)
http://www.be2_or_more.com (friendship in groups)

A love song for you.




I hope meet you soon.

Wet kisses.


13 comentarios:

Fiebre dijo...

Lo siento Uno.

Aunque casi de antemano sabemos el resultado de estas cosas sin necesidad de respuesta, ese "puntillo de ¿y si...? hace que vivamos con ilusión y con una cierta emocioncilla.
La que nos hace tatarear una canción al salir de casa por la mañana y sonreir en lugar de "ciscarseentoloquesemenea" porque no tienes una Primi de 6 y le dan por saco al jefe.

Pero no tiramos la toalla. Las ilusiones son gratis y llegará otra, y otra vez haremos ejercicio con el músculo del que hablas.
Eres un crack, lo-se-pas.

Judith dijo...

Soy de la particular idea que estas historias breves de amor, estos "golpes" del día al día son los que nos preparan para el AMOR. Felicidades, ya estás un paso más cerca :)

Por cierto, menuda forma de romper la belleza de la entrada con tu "Por cierto, para quien haya leído hasta aquí. ¡Vaya coñazo de entrada! ¿No?".

Uno dijo...

Fiebre

Thnx.

Como decía Maira Gómez Kemp: "a veces se gana, a veces se pierde". Ays, lo malo es que yo ya tengo la casa de llena de Rupertas :-)

Pero bueno, se sigue adelante. Qué esto de amor y lo quereres es asunto harto complicado. Sobre todo cuando yo tengo que gustar a alguién y esa alguién a mi.
Lo siento por el es "peaso" cuerpo que se están perdiendo :P


Judith

Ciertamente estos roces van curtiendo, no sé si al final vendrá el AMOR o no, pero en todo caso no me arrepiendo de lo vivido, porque aunque tiene una parte amarga final, todo lo previo lo hace bueno.

Sobre el final, bueno... soy de hombre de contrastes... o tengo miedo escénico a mostrar del todo mi lado sensible sin usar un destensionante final.

Menos mal que en la traducción literal al inglés no lo he puesto :P

Daniela Haydée dijo...

Descreida ando con el concepto del "flechazo". Te puede gustar alguien, atraer poderosamente, pero al amor sigue un proceso que suele durar unos segundos más que el trayecto en tren metro... ¿No sería otra cosa?

Lo que no se dice, no se sabe. Sobre lo que uno no sabe, no se pronuncia.

Perder no equivale a no conseguir lo que se quiere, sino a dejarse vencer por lo que no resulta agradable :)

Morir de amor, resulta "horterilla" será que lo llevamos en la sangre, ahora que el video del George Michael con el baile del sambito es sencillamente genial... Créetelo.

Saludos domingueros.

Luna Azul dijo...

¿Estás seguro que ella lo entendió? Quizás entre tanta palabra no pronunciada, se perdió. Y ahora su silencio envuelve un no. Vamos Uno que yo me perdería por ahí, creo que me he perdido y todo, jajajaja me va más la vía directa.
Un abrazo y feliz semana.

Fiebre dijo...

Pues ¿sabes lo que te digo?

Que le vayan dando por saco everybody que no conecte con nuestros sentimientos.

Se pierden Tres. El tuyo, y el mío por partida doble, que yo llevo el de la Naturaleza y el Cuerpo que ya sabes.
:P

¡Y ezo é lo que hay!

Holmsteck dijo...

Hmm, yo es que eso de que un silencio envuelve un no, pues, no se, parece muy relativo. Un silencio puede envolver un no, o un si pero se está haciendo la interesante o simplemente se lo está pensando. No te calientes la cabeza y no olvides que el camino más corto y seguro es la linea recta.

Uno dijo...

Daniela Haydée

No, no. La del metro sólo fue una imagen agradabe durante unos momentos que dejo un buen sabor de boca.

Ays, tú deberías saber bien que hay silencios que dicen más que mil palabras :-)

Saludos

Luna Azul

Estoy totalmente seguro de que es como cuento. Un camino directo no me hubiese dado más certeza. Seguro. Aunque ... :P

Feliz semana

Fiebre

No, mujer. A quienes no nos quieran, pues nada bastante tiene con ello, no hay que desearle nada negativo. Sobre todo respeto a los gusto y disgusto ajenos. Que cada uno tiene los suyo y nosotros también tenemos los nuestros :-)

Holmsteck

Ya no hay calentamienos de cabezas. Desde saber que no, estoy muy tranquilo, al menos es una respuesta, aunque sea omisa.

Lo de la línea recta suene muy bien en un mundo idilico y teórico. Pero en el mundo real, lleno de obstaculos y desniveles, la línea recta es el mejor camino para tener un accidente antes de llegar :-)

Fiebre dijo...

Por supuesto Uno.

Nada más triste que intentar obligar. Bueno sí, mendigar...

lemoinestar dijo...

No sé si he leído en el orden correcto o me he perdido por el camino. Sea como sea, si lo que he entendido es lo que es, debo decirle que no se ha perdido usted demasiado, si "ella" llegó a enterarse del mensaje y dio la callada por respuesta me parece que no era una persona que estuviera a la altura de Uno...
Siga fortaleciendo su músculo cardíaco pero tenga siempre a mano la llave del desván.

Farera dijo...

Vaya, teatral teatral, total! Una farándula un poco trágica o más bien con distinto final al que esperabas(amos), pero no deja de ser un fin después de un bonito comienzo. Y eso... no puede ser malo.

Malo sería, que nunca hubiera ningún comienzo, no?!

Un abrazooooo Uno!!!!!!

Luna Azul dijo...

Bueno, ¿veo que la vida sigue igual? Parada desde el 6 de junio y yo que esperaba encontrar una entrada sobre la obra. Ainssssss supongo que estarás de vacaciones y le habrás dado fiesta también al blog.
Un abrazo Uno y hasta Septiembre.
¡Ah! tienes tu regalo en mi blog.

Uno dijo...

Fiebre
Eso mismo. Libertad de gustos y saber asumir los disgustos :-)

lemoinestar
Ella, será ella, y mientras sea así me atraera. Da igual que diga algo al respecto o simplemente calle. Está en su derecho y es su libertad reaccionar (o no hacerlo) como guste.

No es cuestión de alturas, clases o niveles. Cada uno es como es, con su forma de ser y sus gustos, y quiere lo que quiere.

El musculito sigue aguantado, esto y más, de momento va bien :-)

Saludos

Farera
Los comienzos y finales suelen ser breves. Mejor vivir el intermedio por el tiempo que aguante. Que el miedo no nos pare...

Abrazos grandes

Luna Azul
Muchísimas gracias.