lunes, enero 21, 2008

Qué bello es el mundo… de plástico


Estoy harto de tanta belleza aséptica, premeditada, artificial… y muerta.

Me cansa ver como modelos (nacidos macho o hembras) son usados para intentar vendernos una gran gama de objetos super-utilísimos y de lo más necesarios.

Me hastía que nos pongan esos cuerpos y caras de gente profesional del negocio del ser guapo como meta de lo que deberíamos ser o al menos intentarlo, evidentemente, consumiendo más productos indispensables para aproximarnos a tal fin. Un fin, por cierto, inalcanzable al que la gente se quiere arrimar como el burro a la zanahoria.

Me jode que me pongan esas imágenes de cuerpos antinaturales fruto de vidas dedicadas a no vivir. Carnes y pieles modeladas en gimnasios con la ayuda de cremas, pastillitas, dietas o hambre y bisturí. Y cuando todo eso no basta, se coge un ordenador con un buen programa de retoque fotográfico y se hace más “divino” (leáse inexistente y estéril) lo que ya por sí lo es.

Me cabrea que me digan “esto es belleza”, el canon oficial. Que lo que se aparte de este formato es feo, está fuera de lo ideal y quien no lo adore y haga todo lo posible e imposible por llegar a él es un antisocial... y un indeseable.

Hoy decidí escribir sobre este tema mientras paseaba por la calle. No sé que hizo recordar un mail de esos expansivos que contenía un .pps (también conocido como PowerPoint o presentación). Su texto era breve, venía a decir algo así como “para que veáis”. El .pps era una composición de fotos de modelos, cantantes, actrices y chicas famosas en general. Cada página contenía una foto de la famosa en todo su esplendor y otra hecha a tracción y con mala leche donde salía más natural, entre fea y horrorosa. Quizás la palabra sería “vulgar”. Dos impresiones saque del mail. La primera es que algunas me parecían más atractivas en su foto negativa que en la “elaborada”. La segunda era de cierta tristeza. ¿Qué lleva a una mujer inteligente y con una considerable sabiduría a participar esa cadena de reenvíos? Este mundo de plástico perfecto con el que nos bombardean es una agresión y ataque directo a cualquiera (a su moral y su autoestima), supongo que el fondo lo que intentaba mi amiga era un acto de defensa, de reivindicación propia y de rebeldía.

Si lo pensamos es terrible. Nuestros ojos ya ven como dicen que deben ver, nuestra mente piensa y clasifica como dicen que debemos hacerlo. Es tanta y tan fuerte la inmersión que te hace sentir mal por no poseer la perfección estética, merma el estado de ánimo y conduce tus accione. En lugar de eso, uno debería aceptarse uno tal como es, sentirse a gusto consigo mismo, ser consciente de los límites propios y asimilarlos. ¿Por qué no podemos ser nosotros mismos nuestro propio modelo de belleza? ¿O por qué no la vecina del bajo o su marido?. No sólo existe sola una forma de mirar y un único concepto de belleza.

Reconozco que soy un cacho más del sistema, una pieza como otros tantos y que esa estética de bote, en ciertas ocasiones, me atrae y me seduce. Tengo los sentidos y el pensar mutilados por la sobre exposición. No me gusta pero ya vive en mi inconsciente.

Sin embargo la belleza existe, está en lo natural. El otro día yendo a trabajar en coche a un polígono gris, me sorprendió el cielo rosado del amanecer, había una tenue niebla en el ambiente lo cual provocaba el efecto de un precioso arcoiris que intentaba alcanzar ese cielo sin conseguirlo. Era un arcoiris borroso y menguado pero de tal increíble belleza, a esa hora de la mañana y en ese lugar, que me sobrecogió. Y es que la belleza es natural, es casual, etérea y espontánea.

Cualquier día en el tren o el metro, andando por la calle ves algo y te gustar. Puede ser la cara de una chica, un árbol que crece torcido, una oreja, unos ojos, unos labios. Cualquier cosa que inconscientemente lucha contra ese mundo plástico, papel y fotones… y aun todavía vence.

===================================

I want to say an only one thing very seriously. I like the natural women. Women without makeup, without silicon, without complicated hairstyles, without high shoes, with out clothes, without panties…

Every woman clean and healthy is pretty, well, if she is not too clean and healthy… it’s no problem… is pretty too.

Real beauty is not only in your body, beauty is really in your mind… and now … we came on to the “turrón” (like in every post).



8 comentarios:

irene dijo...

Son bellezas engañosas. Pero lo más triste es que la mayoría de los hombres, y las mujeres, admiran a estas personas que fabrican, sobre todo con cirujía, su belleza. Es cierto alguno@s parecen muñec@s de plástico.
Si he de ser sincera, alguna vez se me pasó por la cabeza mejorar mi aspecto, pero creo que sería demasiado trabajo para cualquier cirujano...
Iré a Lourdes (aunque no creo en milagros).
Bueno, mejor me quedo como estoy.
Donde esté la belleza natural...
Un abrazo.

Donato dijo...

La sociedad se divide en tres grupos: el sistema (los capitanes), los que ignoran que el sistema los domina (víctimas) y los que saben que los están manipulando pero no pueden hacer nada para evitarlo (soldados condenados a perder la guerra).
Los estereotipos son un producto más del sistema. Y si sigues la linea acabas yendo al meollo: el capitalismo.
Lo mejor que podemos hacer es educar a venideras generaciones (cual Sarah O'Connor) que, quien sabe, quizás ellos sí puedan derrotar al sistema...
P.D.: yo ese día también estaba en ese 'gris polígono', y la niebla impedía ver el 'rosado cielo'. Ya te tengo dicho que tú y el rosa os llevais demasiado bien... :)

Uno dijo...

irene
Gracias por tu visita y tu comentario.
Tienes toda la razón, nada como ser uno mismo. Que esos cirujanos y demás reestructuradores del cuerpo ajeno se busquen sus dineros en otra parte. :-)

Un saludo

donato
No conozco a Sarah, sólo me suena Sidnead que en su tiempo laboral rompia fotos del Papa del momento.

Lo mejor es tener una concepción del mundo más abierta y ser consciente que hasta la mierda puede contener belleza.

No entiendo tus prejuicios contra el rosa, es sólo un color más. Pero socialmente le han querido dar una significación "especial". Paso, no entro en ese juego... es sólo rosa, un color suave y según los cientificos (de alguna materia) muy relajante.

Saludetes

Donato dijo...

Sarah Connor (o era O'Connor) es la madre de John Connor, que lidero la lucha de los hombres contra las máquinas en el supuesto futuro de la saga Terminator. La mamá fué quien le enseñó a luchar.
Siesque, friki de boquilla, esa cultura hay que mejorarla :)
Respecto al rosa: en todos los temas hay cientificos que dicen una cosa y cientificos que dicen todo lo contrario. No te escudes en opiniones ajenas. El rosa es una maric... Bueno, es un color de niña, no de cielos, ni de fondos del Putty...
P.D.: que mas quisiaras tu que entrar en ese juego...

Evinchi dijo...

Oleeeeeeeeeeeeeee. Menudo alegato, acabas de subirme un poco la moral.

Pero sólo un poco, eso de que la lorza es bella, es sólo un mito, y ahí mi amargura.

Aunque hace años, se llevaba lo Rubensiano, ahora ya no es así...y si no pregúntate, si te van las rellenitas. Piénsalo. ;))))))

Ah, por cierto, a mí, los tios modelos de pasarela, más bien me dan grimita. Esa moda impuesta de tíos andróginos, sin ningún pelo, de caras angulosas y gestos impúberes....puaj. Eso son tios descafeinados.

Muaaaaaaaas.

Daniela Haydée dijo...

La belleza está en los ojos del que mira, lo que me hace pensar que vivo en otro mundo.

Probablemente he visto los mismos prototipos "guapos" de hombre y mujeres de que se están hablando, pero no generan rechazo alguno en mí, porque que sean considerados "lo ideal" ¿Lo ideal para quién? ¿Para quien no se cree tan "formidables" como ellos?

El problema no está en lo que nos hagan creer o en lo que pretendan transmitirnos esas imágenes, sino en lo que nosotros creamos de nosotros mismos y en lo que interpretemos de aquello que vemos.
Y si no nos consideramos tan "estupendísimos" algo serio nos está pasando... No me afectan esos cuerpos moldeados, porque para mi "belleza" es otro cosa.

Un saludillo.

Tanhäuser dijo...

Donde esté mi princesa, que se quiten las demás...
Un abrazo

Uno dijo...

Donato
Pues casi era mejor como ejemplo la Sidnead :-)
Yo es que de freaky... s�lo lo justito.
Y el rosa no me disgusta, co�o, si lo mismo resulta que hasta soy un hombre sensible de esos...

Saludetes

Evinchi
En esto de la belleza y los gustos, cuando se trata de mujeres lo mejor est� en el interior como con los jamones, o sea, tocando el hueso que es donde reside el alma.

Comparto tu opini�n, los tios de pasarela no me gustan nada, nada, nada...

Besos

Daniela Hayd�e
A eso me refiero, la belleza se ha de sentir no aprender de "maestros" con una hucha escondida a la espalda.

La belleza empieza por uno mismo :-)

Saluditos

Tanh�user
Que bueno, viejo. Nos cruzamos comentandonos nuestros respectivos blogs.
Afortunado tu que tienes una pricesa...
Yo me ofrezco como principado a buen precio para que alguna me cuide y me saque buen provecho.

Abrazotes