jueves, agosto 23, 2007

Teclados, sangre y discriminación positiva


He tenido un curioso fin de semana. Un fin de semana amplio pues incluía un lunes festivo. Ha estado cargadito de eventos e incidencias.

Todo comienza el viernes (una vez has acabado de trabajar, ese trozo de viernes restante forma parte fin de semana). Se me ocurrió limpiar la habitación donde reside mi PC (de sobremesa), básicamente, por quitar un poco la “pelusa” de los rincones y que los ácaros hiciesen algo de ejercicio. Mi PC es él, sus periféricos y una infinidad de cables altamente habilidosos en entrelazarse sobre si mismos cuales serpientes haciendo el amor (esto lo vi en uno de esos documentales de la tele sobre fauna animal, me apeteció ser serpiente y tener pareja receptiva… me pareció muy pasional). Desconecte cables, cambié de lugar la pantalla, el teclado, el ratón, el receptor wire-less de señal del ratón, la impresora, el SAI, los altavoces, el MODEM, el punto de acceso WI-FI, la cámara web, el scanner, una infinidad de papelitos sueltos con cosas apuntadas de las que en su gran mayoría no tengo memoria de que eran y la gran maraña de cables. Limpié la mesa y barrí y fregué el suelo a conciencia. Volví montar el PC uniéndolo a través de los cables a todos sus amiguitos. Lo enciendo y “oh, sorpresa”, el ratón no va. El receptor wire-less se ha muerto. Grrr. Lo cambio por uno viejo con cable y cuando voy a escribir descubro con sorpresa, pero no alegría, que las teclas “Ctrl” no funcionan. Grrr. Para copiar, pegar, abrir el administrador de tareas, etc… todo con el viejo ratoncito de bola que iba a trompicones y usando los menús.

Dadas las nuevas incomodidades decido renovar teclado y ratón. Me desplazo a un Carrefour (pronunciado “carrefú”) y miro teclados. Más sorpresas. Los que hay expuestos son diferentes al mío. La tecla de mayusculas (el “Shift”) es más largo y la tecla del “>” y “<” no está. Los “;” y “:” están en la fila superior a la que le tocaba y lo peor… la “ñ”, mi querida “ñ”, esa “ñ” mia, esa “ñ” nuestra… no estaba. Maldita globalización. Ahora sólo fabrican teclados según estándar internacional o americano (“…te saludamos con alegría!!!”). Grrr. Decepcionado voy a una tienda de electrónica cercana para comprobar que el hecho se repite. Grrr. No quiero adaptarme a los nuevos teclados, me gustaba el que tenía y estoy acostumbrado a las posiciones de sus teclas. Vuelvo a ojear en “carrefú”… y “oh, milagro”, un modelo obsoleto, seguro que un producto descatalogado que es igual que mi teclado viejo, bueno, al menos tiene las teclas en las mismas ubicaciones. Cómprolo. Voy a casa, lo monto, enciendo el pc, lo pruebo… y no va. Grrr. Apago el PC, desconecto teclado, pongo el viejo, enciendo, instalo drivers, apago PC, pongo el teclado nuevo, enciendo el PC, “¡¡¡mierda!!!, tampoco va”. Así que cojo el coche, 15 quilometros (= media hora), para volver a “carrefú” y devolverlo. No, no quiero otro, esperaré al martes a mirar en otros sitios, sólo quiero mi dinero porque la tarde perdida no la recupero. Vuelvo a casita y uso mi teclado viejo mutiladito y mi ratón borracho de errante desplazamiento.


Cambio de día. Sábado, pero sábado de que es sábado, no sábado de “sábado, sabadete, …”. Sólo sábado. Prosigo. Sábado, como el lunes quiero ir al teatro, voy a comprar por anticipado las entradas. En el mismo lugar donde las venden se ha instalado una unidad de recogida de donación de sangre y están desangrando de forma controlada a varias generosas personas. Decido ser también generoso. Relleno el formulario… “¿Ha tenido relaciones sexuales en los últimos 6 meses con varias parejas? ¿Ha tenido relaciones sexuales en los últimos 6 meses con personas que cambian frecuentemente de pareja?”. “¿Ha tenido …”. Lo cierto es que no, me estaba reservando para este momento (lo correcto sería decir con cero o ninguna…). Espero que no les importen los glóbulos rojos algo “saliditos”. Entrego el formulario, corroboro los datos, me pinchan en el dedo, me miran la tensión. Todo bien. Voy a la enfermera, me asigna una camilla, me pincha, “¡¡¡ayyyyy!!!”. El tacto no era su fuerte. Y ¡hale! , a dejar manar sangre. Miro al techo y veo un inmenso aparato de aire acondicionado…”chop”, una gota gorda cae en mi pecho. La enfermera perdida, bueno, ocupada con otras personas. Vuelvo a observar el techo, curioseo con la mirada a los demás pacientes, miro como va trasvase sangineo. “chop”, otra gotaza, casi me moja un testículo. Bueno, no debe quedar mucho. Sigo observando la gente y la sala. “chop”, en la pantorrilla. Uys, la bolsa parece llena, ya casi debe de… “Pi, pi, pi, pi…”, pita la máquina. Parece que ya ha acabado. Me quitan la aguja, me siento, le comento lo de la lluvia artificial… y espero un ratillo. Pasa el rato, me dicen que vaya a la mesa de los zumos y pastas y veo con satisfacción que recolocan la camilla fuera del alcance de las grandes gotas.

Mesa de zumos y pastas. El repartidor es un chico muy sonriente. En la zona hay ya varias chicas sentadas, donantes previas de agradable visión. Me indica el chico que coja la bebida que quiera y lo hago. Llega otra chica que ha donado con una amiga que no. El repartidor sonriente les dice: “¿Qué queréis guapas? Coged lo que queráis. Ah, tú no ha donado, es igual, guapa, cógete algo de beber. ¿Una pastita también?”. Consumo mi Pepsi, cojo por propia determinación una pasta. Las chicas que estaban al principio se van. “Bueno, guapas, gracias, hasta otra ocasión. ¿Queréis una botellita de agua para el camino? Mira que tenéis que reponer líquidos. Adios…”. Termino mi pasta y me dispongo a irme. “Adios. Gracias”. ¿A mi no me ofrecen agua para el camino? ¿Yo no he de recuperar líquidos? Me siento discriminado “positivamente”. No lo veo justo, ni correcto. Grrr (que hace rato que no gruñia). El chico sonriente era empleado del hospital y no debería hacer distinción de ofrecimiento “viveres reponedores” por género, es poco profesional. No me gustó. Por cierto, me parece poco apropiada la definición “discriminación positiva”. No creo que ninguna discriminación sea positiva. Podían decir “discriminación inversa” o “discriminación compensatoria”… o algún otra forma más idónea. Bueno, ya está eso es todo. Mucha letra me parece para decir entre poco y nada. Pero ahí queda eso. Añadido: Información sobre los teclados. Resulta que los teclados no han cambiado, sino que lo han cambiado son los embalajes. La foto es del teclado “internacional” y viene todo escrito en varios idiomas, pero luego para España el teclado es el nuestro… el de la “ñ”. Así que parecer ser que lo único globalizado son los embalajes. Pero despistan un montón y eso de que lo de la foto no se lo mismo que hay dentro no sé yo si es correcto del todo.

----------------------------------------------------------------------------------

I have lived a curios weekend. A wide weekend because it had inside a holiday Monday. It were carried of events and incidences.

It begins Friday (when you have finish your job, that remainder piece of Friday is a weekend part). I had the shined idea of clean the PC room (of overtable), basely, for to eliminate lightly the dust of corners and for to do that the dust natives would do a few of sport. My PC is it, its peripherics and an infinity of highly skillfull wires in to interlace themselves like snakes fucking (this I can see it in a TV documental about animal fauna, I had like to be a snake with a receptive partner … I looked very passional). I disconnect the cables, I changed of place the screen, the keyboard, the mouse, the wireless mouse signal receptor, the printer, the wi-fi access point, the webcam, the scanner, the speakers, the SAI, the MODEM, a big pile of little papers with forgotten written things and the enormous maze of cables. I cleaned the table, swept and mopped the floor hardly. I came back to mount the PC linking it thought of cables to all little fiends (aquí lo bueno sería poner “frienditos”… pero el ingles no deja). I put on it (no se me entienda mal, “I put on” que suena fatal es que lo encendí, nada que ver con la venta del body propio) and “Oh! My God”, the mouse doesn’t run. The wireless mouse signal receptor is dead. Grrr. I change it by another one older with wire, and when I want to typewrite I can look that with big surprise but without happiness that the Control key does not run. Grrr. For to copy, for to paste, for to open scheduler administrator, etc… all with the older ball mouse that go with slips (google asegura que “slips” es “tropiezos”…así que con los calzoncillos se queda en la frase) and using the menus.

Because of new conformless I decide renove keyboard and mouse. I go to a Carrefour (it sound like “carrefú”) and look keyboards. A lot of more surprises. All showed keyboards are different to my one. The key “shift” is more large and the key with “<” and “>” characters does not exist. The “;” and “:” are in the row of above of keys… and the better thing, the “ñ”, my loved “ñ”, that “ñ” mine, that “ñ” ours… is missing. Oh, well, new times arrive to Spain, globalization process is growing around the world. Now only keyboards are made with international specifications and layouts. Yihaaaa!!!. I am very happy but I think in the Spanish people, if they visit my house they can not use my new keyboard. Grrr. I decide to continue looking keyboard for to search a classical and typical Spanish keyboard (y olé). I go to a near electronic store but all keyboards are modern. Grrr. I am ready for new times, I like the new keyboards, I can use them without any problem… but no everybody is ready in Spain. I must to buy a older keyboard. I come back to “carrefú” and I look the showers again and … “oh, my God, God save the Queen”. I find a deprecated keyboard same that the mine. I buy it. I come back to home, I connect it, I put on the PC, I test it…and it does not run. Grrr. Fucked older keyboards!!!. Two hours later I have gone again to “carrefú” and return the keybord and with my money I come back to home. I will have use my old mutilated keyboard and my drunk mouse with erratic movement until Tuesday.

Another day. Saturday, but only Saturday of Saturday, no Saturday of “Saturday, Saturdete…new T-Shirt and sexete”. Only Saturday. Monday I want go to theatre and is better buy the tickets before. In the same place where the tickets are being sold, a unity of donated blood collection is installed and is bleeding a group of generous people. I decide to be generous too. I fill the paper form… “Have you had sexual contacts with several people in the last six months? Have you had sexual contacts with promiscuous people in the last six months? Have you had …”. Well, I am just doing a big effort I were preparing me for this event (really it has been a hard job, sometimes I have had that to call policemen for to keep out women far of my body). I hope that they accept spice globules. I give the paper form I confirm all data, the doctor sting my finger and look my arterial pressure. All is rightly. A nurse assigns me a bed and nails the needle in my arm, “aaaahhhh!!!”. She is not a sweet woman. Now I have only to let leave blood. I look the ceiling and I can watch a enormous cool air machine over me. “Chop”, a big water drop in my chest. The nurse is missing (muy tentado he estado de poner “lost” que queda muy bien, al menos más jugoso… pero no es el caso), she is busy dispatching another people. I look again the ceiling, the other people, the status of my blood transfer. “Chop”, Atlantic Ocean materialized in a only one water drop falls near of my testicle (right testicle). Ufff, well, this will finish soon. I continue watching the people and the room. “Chop”, in my leg. Yeah, the blood bag look filled. “Pi, pi, pi, …” sounds the collector machine. The nurse extracts the needle and she asks me that I sit down. I comment the artificial rain problem. I must wait a short time. I wait. The nurse tells that I can go away.

This story continues in the Spanish version, but is very bored. A brief summary would that I go to a table with drinks and candies. I take a drink and a candy. The girls in that table are falling in love by me, but I ends and go away. Is time for to recover liquids, no for to lost more liquids.
That is all. I think that this is a story fill of value and knowledge. Its reading would have to be mandatory in all primary schools.

7 comentarios:

Evinchi dijo...

Puf, has puesto tantas cosas, que no sé que comentar. Así que, aplauso y medio.... me ha encantado.

Y la parte en inglés, ya ha sido el despiporre, jejejeje.

Un besote. Me ha gustado mucho, de verdad.

pd. esa discriminación positiva no era por género, fijo que voy yo y no me dice lo del agua, esa es discriminación buenorril.

Uno dijo...

Evinchi, entre tu y yo... (ahora que no nos lee nadie...) la parte en inglés está a 70%, uff, me cuesta horrores escribir mal en inglés (lo que no digo es si es por que no tengo ni idea de inglés o porque lo domino tanto que me es imposible escribirlo mal).
Espero tenerlo todo listo esta noche o tomorrow. :-)

Oscar dijo...

Y a que viene escribir en ingles??? te lee alguna maroma made in england?

Uno dijo...

Bueno, ya está la parte sajona colocada.
Oscar, espero que no sólo sea una...
Todo está explicado en el primer post. Así queda más internacional... lo escrito en castellano y en inglés puede que no coincida exactamente.

Breuil dijo...

John Berger, Dickens, Peter Elbling, Robert Graves, Waller, Dickinson, Golding, Wilde.....
y pensar que he perdido toda mi vida leyendo a estos aficionados.
Tu inglés supera la expectativa de cualquier profesor.
Estoy pensando seriamente usar tus traducciones en mis clases.
:)

Uno dijo...

Mi preferido siempre fue Lloyd, James Lloyd que no usaba una automática sino una pluma mucho más letal que cualquier arma. Detrás (en el sentido sucesorio de la palabrá) Oscar Wilde, del que espero algún día interpretar unos de sus personajes.

Puedes usar mis textos, con entera libertad, como ejemplos (si del bien o del mal, te lo dejo a tu elección) se que será para un bien mayor.

Daniela Haydée dijo...

Yo también soy donante de sangre desde hace varios años... Todos los veranos, los mosquitos me extraen entre 2 y 4 litros, pero no me dan a cambio ningún refresco ni pastita...
¿Hay algún lugar dónde pueda ir a reclamar?