miércoles, diciembre 31, 2014

Matar al inglés







En la entrada anterior anuncié mi retorno a las pantallas y también anticipe que habría cambios. Si no lo dije, lo digo ahora, es que me da pereza releerme. Sí, lo sé, decir esto no es muy buen márquetin para el blog, pero tengo la esperanza de que haya gente con más paciencia y gustos más laxos que los míos respecto a la lectura.



No sé aun bien todos los cambios haré, seguramente será como en la Formula 1 que los van introduciendo a lo largo de la temporada. Hay uno, sin embargo, que tengo muy claro: matar al "inglés".



Esta medida es una traición a la esencia del blog. Desgraciadamente el "inglés" se ha convertido en un lastre que me desmotiva a la hora de escribir. Es una decisión que duele y alivia a la par... y mi también.



Cuando cree el blog la intención era que fuese un blog bilingüe. En castellano y en algo similar al inglés. Mi idea era hacer una traducción del texto en español muy relajadamente literal a la lengua de Shakespeare. La que hablaba, no la que atesoraba entre sus dientes y muelas. Había detrás de esta idea un inocente objetivo: mejorar mi inglés (escrito) texto a texto.



Pronto la tarea me resulto más inasequible que la condena de Sísifo. Soy torpe y lento con el inglés y traducir, aunque fuese muy libremente, me consumía mucho tiempo y lo peor, me aburría.



Para intentar mantener la esencia del blog y salvaguardar ese bilingüismo hice una trampa. La traducción ya no iba a ser traducción si no un texto pequeño libre ligeramente relacionado con el escrito en castellano. Surgió a la vez una idea. La versión española iba ser un Dr. Jekyll y la sajona Mr. Hyde, la dos caras opuestas de una misma moneda.  Así nació el "inglés", un muchacho efusivo y algo más que salido. Los suyo con las mujeres y el sexo raya la obsesión.



Pasó el tiempo, corrieron muchas líneas, vieron la luz bastantes publicaciones y el "inglés" me comenzó a parecer cada vez menos original y más repetitivo. Cansino.  Era como un apéndice inútil que siempre estaba ahí y que no aportaba nada. Soy consciente de para algunos de mis lectores (uff, que pedante queda decir esto, pero ya que estoy les mando un saludito de paso) era la parte que más les gustaba o, al menos, más les divertía.  No era mi caso, aunque, como he expuesto antes, yo no me leo.

Nuevamente, el texto en inglés era una losa que me asfixiaba. Escribía de forma más o menos fluida los párrafos en castellano y luego me costaba casi tanto tiempo, cuando no más, parir unas cuantas frases para el "inglés". Esto contribuyó, aunque no fue la causa principal, a que abandonase el este blog o, como mínimo, lo dejase muy olvidado.



Ante la disyuntiva de incumplir mi propósito inicial de publicar en dos idiomas, y traicionar lo que considero la esencia del blog, o, por otra parte, dejarlo morir lentamente,  me he decantado por la traición. Un positivista diría evolución. Yo que no lo soy, creo que pierdo algo por el camino y me hago más vulgar. El tiempo dirá o no y callará para siempre. Al desahogo de perder al "inglés" le acompaña cierta tristeza como he indicado antes. Quizás sea un intento vano de mantener vivo el blog, tal como hacen Jean-Claude Van Damme, Arnold Schwarzenegger (apellido bien escrito por cortesía de Google) o el "expresivo" Dolph Lundgren y otros parecidos por continuar con su carrera de "actor", o quizá salga algo bueno de esto. En todo caso, no permanezcáis demasiado atentos que tampoco es para tanto. Todo tribulaciones egocentristas mías.



Como gracia antes su deceso dejaré que el "inglés" tenga unas últimas palabras y se despida de sus seguidores. Con él os dejo si gustáis.



Hasta la próxima.



Posdata. Ya que me he puesto el traje de asesino , que no se salve tampoco el 2014.



-----


Hello people.


Hi girls !!!



Today is an important day for me. I celebrate my last life day.


Don't cry. Don't worry. Look me!


If I have to die I want to die in your arms, inside you, while I kiss you one last time.


I am happy and give thanks for everything lived, for everything enjoyed.


I bring you the warmth of your skin, the taste of your lips ( above and below), the smell of your hair and the light of your eyes. I'll take you forever in my memory.


I will revive each of our times. I will imagine those we do not live and think of you forever until eternity is worn so much use.


But...  we still have time to fuck again, a last time.

Girl, come with me. 

You'll be the last one woman I see, the last woman I feel.


Kisses for all.


Sweet wet kisses for you.


Cheers!


Posdate. Pssst, pssst. Hey, spanish me. That of my death was a joke, right?




4 comentarios:

Daniela Haydée dijo...

Mándalo de vacaciones, pero no le desaparezcas, pobrecito... Y ya que la vacante queda libre, podría venir un francés...? :-)

Uno dijo...

Daniela Haydée
El inglés partió para no volver. No resucitará ni al cabo del tiempo resultará que todo fue un sueño, recursos tan manidos en cine y series televisivas. Una muerte es una muerte y un final un final.

La plaza del inglés es como el anillo de "El señor de los anillos", no puede ser obstentada con recato y al final ese hueco para escribir acaba dominando al escrito para decir lo que desee.

No habrá inglés, francés, alemán, ni nadie de ninguna nacionalidad, ni apatridas, ni extraterrestres, ni serés multidimensionales, ni fantasmas, ni espiritus, ... nadie más que yo escribiré en este blog. El hueco del inglés con el 2014 murió.

Saludos desde tu tierra.

Anónimo dijo...

Es una pérdida irreparable para el mundo masculino. La media de testosterona en España bajará.

Bye bye, English man. There will be always a place in New York (ask for Sting). :P

Yo

Uno dijo...

Sohail Ahmed
El ínglés ya no vive aquí. Gracias de todas formas por dejar tu spam.

Anónimo
No sé como su falta afectará a la globalidad del mundo masculito, pero estoy seguro que las mujeres estarán mucho más descansaditas con su asuncia :-)