lunes, noviembre 02, 2009

Brotes verdes




Si digo que no voy a hablar de economía mentiría, porque algo dejaré caer, pero no es por eso el motivo del título de esta entrada.

Como supongo que algún alma errante (por Internet) puede haber llegado hasta aquí desde Google u otros buscadores traído por esas dos palabras, “brotes verdes”, y esperará, como mínimo, una opinión sobre la situación actual de lo que tiene que ver con el dinero, pues que menos que satisfacerle en la medida en que me sea posible.

Nota para mí, tengo que hacer frases más cortas. Coñe, casi me asfixio al repasar el texto.

Hay crisis. Hoy lunes, 02 de noviembre de 2009, seguimos con la crisis. La cosa no pinta bien. Parece que ya hemos tocado fondo y que no irá a peor, pero aún queda mucho camino por recorrer hasta que los números vuelvan a ser positivos. Esto lo dice cualquier periódico, así que aquí no aporto mucho.

Lo peor de la crisis es que muchas empresas se ven obligadas a cerrar y la gente que va al paro. Los casos más graves los de quienes sin trabajo tampoco reciben prestación de desempleo. Una situación muy jodida.

Pero hay otra cara, y diciendo esto me arriesgo a ser lapidado con comentarios poco simpáticos. Toda esta crisis tiene un lado positivo. Para la gente que mantiene su trabajo, y no tiene riesgo de perderlo, la cosa no está tan mal. Los precios han bajado, la Bolsa está en auge… y si tienes hipoteca, seguramente, se ha reducido la letra de cada mes y se puede ahorrar más. También es un buen momento para comprar (al contado) pequeños o medios caprichos. Yo lo he hecho, y no por el generoso fin de colaborar a reactivar la economía, sino porque simplemente me apetecía. Que tenía ganas yo de tener GPS (baratito), disco duro multimedia (resultón) para la tele y móvil nuevo con MP3 y radío (89€ en oferta), que viejo estaba muy cascadete.

Fin del tema relacionado con el vil metal… o sucio papel.

Ahora la entrada en sí.

Hace trece años abandoné el piso de mis padres y me mudé al piso donde vivo en la actualidad. Desde entonces hasta hace poco, he tenido una fiel compañera. Debo reconocer que era rara, demasiado espigada, se podría decir que anoréxica. Cierto que yo me preocupaba poco por ella y la alimentaba cuando me acordaba, pero creo que ni eso justifica su aspecto. Lo curioso es nunca he sabido su nombre.

Para que os hagáis una mejor idea, he aquí una foto suya.



No se la ve muy bien, porque la resolución de la foto es mala muy baja, y la tele la tapa un poco.

En esta foto aparece muy joven, en su mejor época, cuando estaba más sanota, pero aun así ya tenía una pinta extraña. A veces he pensado que era acérrima fan del “actor secundario Bob” de “Los Simpsons”.

Por cierto, si alguien sabe qué tipo de planta es le agradecería mucho que me dijese cual es.

Con el paso del tiempo, fue perdiendo hojas. Su tronco cada día se ponía más duro (y no me refiero a nada sexual). Al final, sólo quedaron en la parte superior cuatro o cinco hojas que acabaron secando, su tronco al no soportar el peso, se quebró por arriba. Hará unos seis meses la di definitivamente por muerta, con gran pesar. Aunque parezca raro, le había cogido cariño.

Pero no es esta una historia triste.

Soy perezoso y ando corto de tiempo. Tampoco me gusta mancharme las manos con las plantas. Así que, tal como hizo Norma Bates con su madre, he mantenido su cadáver en mi casa. Me perdonen los que no hayan visto nunca la película Psicosis, la cual os la recomiendo ver. Es muy buena y tiene sorpresa final… Bueno, mejor no escribo más al respecto. No sea que a algún paciente lector le entren ganas de acuchillarme en la ducha.

¿Dónde estaba? Ah, sí. Mi planta ha seguido conviviendo conmigo tras su defunción.

Hará mes y medio, mientras hacía “mis labores”, es decir, limpiar la casa, advertí algo extraño en el tiesto. Había un pequeño brote verde de algo. Me acerqué más… y allí estaba. Una verde hojita saliendo desde la tierra, desafiando al agreste mundo con su orgullosa subsistencia.

Mi alegría e ilusión fueron tremendas. Mi planta había renacido. Más chula ella que un Jesucristo, que para eso también había resucitado ella, eso sí, en plan discreto y sin tener ningún padre pudiente. Y yo más contento que este tras conocer (aplíquese sentido bíblico) a María Magdalena.

Supongo que de las raíces volvió a brotar. Aun quedaba vida bajo la tierra. Para evitarle gastos de energía innecesarios seré el tronco del que había sido su anterior cuerpo.

En la siguiente foto la podéis observar.



¿A qué es mona? Mírala, que verde ella. ¡Preciosa!

Los restos de hojas que se ven son de su otra vida. Al menos que sirvan de nutrientes para la tierra. Se nota que no entiendo mucho de plantas, ¿verdad?

Alguien menos material que yo, y con los mismos conocimientos botánicos, podría interpretar el hecho del renacimiento como un símbolo o una señal y buscarle un significado místico. Yo, simplemente, me siento contento por volver a tener a mi compañera de piso conmigo, y esta vez procuraré estar más atento a ella y tratarla mejor.

No obstante, no me desagradaría la idea de que fuese un reflejo de un futuro próximo que indicase que yo también puedo renacer en algunos sentidos...

(Omito las entre 50 y 75 líneas de rollos filosóficos y penas propias que vendrían a continuación)

...sólo espero poder emular a mi planta y ser mejor como bicho viviente y como persona.


===============


Hello people.

Hi girls!

I am happy. I have a (little) trunk that it can to grow and to grow...

¿Do you want to see it?

¿Do you can to touch it?...


9 comentarios:

Al golpito dijo...

Mi conclusión (excesivamente personal) es que hay esperanza, aunque parezca que todo ha muerto.
Feliz lunes.

Merce dijo...

La esperanza es lo último que se pierde, querido Uno...

Fiebre dijo...

¿Puede ser un tronco del Brasil?

Te admiro querido. A mí se me iban muriendo todas. Una detrás de otra. Pero como la paciencia no es uno de mis fuertes, acabé sustituyendo el hueco que dejaban por una maravillosa, frondosa y verde planta...artificial.

Soy la mujer biónica
:(

Daniela Haydée dijo...

A mi, todas las plantas se me mueren, algunas ahogadas, porque les pongo mucha agua, para que no se sequen, y otras pobrecitas al sol extremeño se cuecen.

Ese brote verde, ¿no será una malahierba camuflada? Cuando son malas de verdad, hacen cualquier cosa por significarse.

Sea como fuere, y entrando en lo "metafísico", si crees que con esa hojita, todo lo demás evoluciona positivamente, dirige toda tu "energia" hacia ella, pero no la cargues demasiado, que todos tenemos un límite. El poder está en tu mente :P

Donato dijo...

Mi consejo es que plantes marihuana... :S

Uno dijo...

Al golpito
Bueno, la esperanza es lo último que se pierde y viste de verde como mi planta :-)

Feliz semana

Merce
Helo es, helo es...

Fiebre
Yo también tengo alguna que otra planta artificial, pero tienen un defecto... acumulan polvo :P

¿Biónica o bónica?

Daniela Haydée
Ese brote es algo bueno y casi milagroso :-)

Donato
Anda, anda, anda...
Qué a las plantas las cariño, pero a mis neuronas mucho más :P

Eva dijo...

Hola,
Uno, tengo entendido que todo brote que sale por debajo del tronco no es bueno. Por muy verde y bonito que sea. Lo digo porque en casa tenemos un limonero y nos dijeron que todo lo que sale en el tronco y por fuera hay que quitarlo porque puede "matar" al árbol.
Me da a mi que has eutanasiado a tu planta/arbolillo cortándola y dejándole ese brotecillo verde.
Aichssss espero equivocarme y que crezca y crezca de nuevo sano y fuerte.
Tu planta no tengo ni idea de cual es.
Recomendación: Te acercas a un Jardiland o similar, buscas una planta parecida a la tuya y le dices que piensas comprarla y que consejos te da y esas cosas.
Besos!!!

Luna Azul dijo...

Uffff ni idea como se llama pero esa es la planta maldita segurooooooo.
Tenemos una de esas en la oficina y estamos pensando en hacer un agujero en el techo por como crece la maldita. Tiene la misma pinta que la tuya antes de la poda.
Y también es el fondo de mi foto de boda en el juzgado jajaja.
Un abrazo Uno, como ves estoy empezando a salir del agujero y a visitaros poco a poco y ponerme al día con vuestros blogs.

Uno dijo...

eva
Te prometo que yo ya había respondido tu comentario, pero que se que no ha estado de la mano de google que se publicara.

Este brote el bueno de verdad de la buena. Su antecesor está más reseco que Tutankamon en un centro de bronceado UVA. Tengo depositadas grandes esperanzas en el y en su crecimiento.

Besotes

Luna Azul
Creo que me voy a quedar con el misterio de no saber como se llama :-)

Quien iba a pensar que tú y yo tubiesemos una planta (exótica, por no decir rara) en común.

Espero que pronto puedas recuperar tu ritmo de internet habitual.

Saludos